26 abril 2017

Blog Trip a la localidad cordobesa de Adamuz

Publicado por Rafael Rodríguez Arranz

Esta semana ha comenzado la feria de uno de los municipios más representativos de la comarca del Alto Guadalquivir, en Córdoba, que además de tener el privilegio de ser la primera que se celebra en la provincia, cuenta también con el reconocimiento de ser una de las más largas, ofreciendo nueve días de alegría y diversión a sus paisanos ya que dura hasta el próximo domingo 30 de abril. Invitados por su gobierno municipal, un grupo de blogueros hemos realizado un Blog Trip a la localidad cordobesa de Adamuz, donde hemos conocido su ciudad, su patrimonio cultural y natural, sus tradiciones, y sobre todo, el cariño de sus gentes que nos han acogido con la mayor hospitalidad que pueda darse.

Como ya hemos comentado, Adamuz es una localidad de la mancomunidad del Alto Guadalquivir, emplazada al este de la capital de la provincia de Córdoba, en la vega, y que cuenta con una población de unos 3.700 habitantes, contando los que aporta su cercana pedanía de Algallarín. La principal actividad económica de la zona es el cultivo del olivo, contando con una variedad autóctona de aceituna y su propia denominación de origen. Pero esta localidad ha apostado por el aprovechamiento de sus recursos naturales y se ha volcado en el desarrollo de una industria turística sostenible que aporte riqueza a sus habitantes y siendo respetuosa con el medio ambiente. Adamuz ofrece al visitante una oferta monumental que incluye la Iglesia de San Andrés, varias casas señoriales, la Torre del Reloj, el Oratorio de San Pío V, y muchos otros lugares que conforman la historia de esta ciudad. Respecto a su entorno natural, el paraje de los Montes Comunales que rodean esta villa es patrimonio de los adamuceños y se administra por el ayuntamiento, preocupándose de la conservación y desarrollo de este espacio protegido de gran belleza que está formado por bosque mediterráneo y que alberga una fauna y flora autóctona. Son muchos los visitantes que acuden aquí para observar las especies que viven en la zona, como venados, cochinos, aves rapaces y el orgullo de Sierra Morena, el lince ibérico.

Las casas rurales

Para facilitar la visita y estancia en este entorno, existe un complejo de casas rurales denominado Complejo Rural Montes Comunales, en plena Sierra Morena cordobesa y que consta de Siete Casas de alquiler completo, con capacidad de 2 a 14 personas. Todas ellas, están totalmente amuebladas y equipadas, y distribuidas en dormitorios independientes con todas las comodidades y equipamiento que se necesite, como baños completos y lencería de hogar, cocinas equipadas con menaje, chimeneas con leña, etc. Gracias a la gestión que realiza la empresa de turismo activo ALPASIN llegan visitantes de todo el territorio nacional y de países extranjeros. La apuesta realizada por esta localidad como destino de turismo de naturaleza está dando sus frutos desde hace ya tiempo, manteniendo el caracter de actividad compatible con el medio ambiente, el turismo sostenible que promueve el ayuntamiento de Adamuz es un magnifico reclamo para atraer a turistas comprometidos con esta forma de entender su relación con el entorno. Al amparo de este concepto, está naciendo iniciativas no sólo de turismo sostenible, sino también de producción de productos naturales y ecológicos, de manera artesana, como derivados cárnicos de la caza, secaderos de jamones e industrias del queso.

Los Montes Comunales en Sierra Morena

Los Hides desde los que observar

Naturaleza en pleno esplendor

Bosque mediterráneo de la zona

 

En nuestra visita hemos podido conocer la SCA Cooperativa Agrícola de Adamuz Nuestra Madre del Sol que preside Francisco Terán Blanco, y que se consituyón en 1953. Es una de las mayores de Europa, con una capacidad de producción diaria de 750.000 kg. Se encuentra integrada en la agrupación DCCOP y produce uno de los aceites de oliva virgen extra más saludables del mercado, al contar con mayor presencia de polifenoles que otros aceites de oliva. Este hecho se produce por un fenomeno natural que es el estrés hídrico que sufre el olivo por la orografía y clima de la zona, así como por la aportación del 5% que hace la aceituna del tipo nevadillo negro, propia de este entorno natural, frente al 95% de picuda que conforman la materia prima de este aceite. Esto le ha llevado a poder tener una denominación de origen propia que se comercializa como D.O. Montoro-Adamuz. La cooperativa es un ejemplo de respeto al medio ambiente a pesar de que la producción supera las 35.000 toneladas anuales. Cuenta con un número de socios activos entre 800 y 900, y su facturación es superior a los 50 millones de euros anuales. La SCA Cooperativa Agrícola de Adamuz Nuestra Madre del Sol facilita también a sus asociados aquellos suministros que necesitan para sus labores, como piensos, productos fitosanitarios, herramientas y repuestos, etc.  Así mismo, tiene una tienda en la que exponen los productos que elaboran, y también los del grupo, para que el visitante pueda llevarse un buen recuerdo consigo. Adamuz es un municipio que vive por y para el olivar, con 13.288 hectáreas dedicadas a lo que prácticamente es un monocultivo en la localidad.

Maquinaria de última tecnología

Gran capacidad de producción

Para entender la importancia que este producto tiene en la localidad hay que remontarse a épocas de la antigüedad, y para no olvidar ese legado la localidad cuenta con un Centro del Olivar de Sierra, que es un espacio de exposición, interpretación y de fomento de esta especie, con distintas salas que recogen su historia, usos, formas de cultivo, historia del aceite, métodos de trabajo y extracción, etc. El edificio que alberga el centro es la antigua fabrica de ladrillo de los Máynez y permite un acercamiento a la cultura del aceite a través de una visión etnográfica del mismo. Sus diferentes salas acogen representaciones, grafismos, ilustraciones, vídeo y reproducciones de elementos que permiten al visitante identificar cada una de las etapas de la producción e historia de este producto.

Centro del Olivar de Sierra

Sala de Molienda

Prensas de aceituna

Paneles explicativos

El aceite forma parte, como no, de la rica gastronomía adamuceña. pocos son los platos que no incorporen este ingrediente en su receta, incluidos los postres que al ser de origen e influencia árabe, de los denominados dulces de sartén, se elaboran una fritura de este oro liquido andaluz. Quizá el plato más popular de Adamuz sea el Salmorejo, del que he publicado la receta en este mismo blog. Puedes leerla pulsando en este enlace. Uno de los lugares más populares para comer en Adamuz es el restaurante El Chaparro, que desde 1957 atiende a sus vecinos con una cocina tradicional de gran calidad. Su actual propietario, tercera generación en la familia, José Mª Regalón, ha ampliado la actividad del negocio con el salón de celebraciones La Villa, así como el hostal San Andrés y el bar de copas Tozzo.

Restaurante El Chaparro

Anchoas sobre tosta de tomate

Lechón ibérico frito

Chaparrito típico de la casa

Este negocio participa también en la feria de Adamuz con una espectacular caseta de ambiente moderno y música actual, a la que acudimos a tomar una copa tras haber cenado en la caseta municipal y disfrutar del magnífico espectáculo pirotécnico de fuegos artificiales ofrecido por el ayuntamiento.

No faltan actuaciones en la feria de Adamuz. El proximo fin de semana actúa Medina Azahara. Todos los días música y animación para todo el mundo con entrada libre.

En la mañana del domingo 23 se ha celebrado la procesión de la Virgen del Sol, patrona de la localidad, que es traída desde su ermita el domingo de resurrección y que espera en la iglesia de San Andrés el momento de su salida. Nuestra Señora del Sol cuenta con la devoción de los adamuceños que la acompañan durante todo el recorrido que realiza por el pueblo, escoltada por las autoridades y las bandas de música que interpretan los sones para el cortejo.

Los dulces tradicionales de Adamuz

Para disfrutar adecuadamente de este momento recomiendo hacer una parada previa en la churrería Mellis, de las hermanas Mª Carmen y Ana Cabello-Pedregosa, verdadero templo del dulce tradicional de Adamuz, que como ya he dicho anteriormente tiene un origen árabe, destacando como producto estrella los Perigallos, una masa frita similar a la de los jeringos, que se fríe y espolvorea con azúcar y canela. También destacan los roscos, los pestiños, y las Orejas de Habas, otra masa que se fríe en tiras y que hace con harina de habas, de ahí su nombre.

Si quieres conocer mejor Adamuz no debes dejar de visitar su Centro de Visitantes, en la Oficina de Turismo, donde podrás comprobar que está localidad ofrece al visitante una diversidad de momentos para disfrutar de todos y en todos los sentidos. Un destino a menos de media hora de Córdoba que no dejará indiferente ni al viajero más experimentado. ¡Ven a visitarlo!

Detalle de las maquetas explicativas sobre las construcciones típicas de la antigüedad en la zona, aprovechando los depósitos de la antigua casa en esta sala de exposición.

 

 

¿Te ha gustado este post? Suscribete a nuestra lista de noticias y recibirás información de todas nuestras actividades y publicaciones…