24 septiembre 2017

Blogtrip A una hora de Córdoba por la provincia

Publicado por Rafael Rodríguez Arranz

Durante el fin del semana del 22 al 24 de septiembre se ha desarrollado el blogtrip A una hora de Córdoba, destinado a la promoción de los pueblos de la campiña cordobesa que por su tamaño no disponen de recursos propios para promocionarse en los circuitos turísticos que permitan atraer visitantes y que se caracterizan por estar a menos de una hora de la capital.

La acción “A una hora de Córdoba”, que así se denomina, consiste en invitar a participar a un importante grupo de “influencers” (periodistas, blogeros, críticos gastronómicos, presentadores tv,….) a probar un nuevo modelo de vehículo realizando una ruta turística y gastronómica por los municipios de las distintas provincias Andaluzas, siendo en este caso los de la Vega del Guadalquivir y Campiña Sur cordobesa. Invitados como “influencers” de la red, hemos posteado a las actividades realizadas para que sirvan de referencia para miles de personas. El desarrollo de esta actividad ha sido posible gracias a los Ayuntamientos participantes en el programa, a través de los centros Guadalinfo de los municipios participantes, coordinando la infraestructura y servicios necesarios para el desarrollo del evento.
Cada Ayuntamiento ha organizado con los agentes locales (Asociaciones de empresarios y comerciantes, áreas de turismo, desarrollo y cultura de los municipios) las visitas a sus municipios atendiendo a la agenda propuesta, contando con la participación de empresarios/as locales que han aportado productos singulares del lugar para dar valor a la marca de ciudad. También, los establecimientos hosteleros que los participantes del evento han visitado con el fin de disfrutar de la gastronomía local. Para ello los establecimientos han ofrecido a los visitantes lo mejor de su establecimiento, potenciando los productos de la zona, así como la singularidad de la gastronomía del territorio. A cada establecimiento han llegado un máximo de 6 participantes a los que han atendido de forma gratuita con una degustación gastronómica de sus productos. De este modo consigue la promoción de su negocio y productos en las redes sociales gracias a la difusión por los invitados. Así mismo, han participados los Influencers más importantes de Andalucía de viajes y gastronomía, con un total de 40 participantes que han alimentado de contenidos la Red con fotografías, videos, …

   

Los vehículos de Ford

Otro participante necesario en el evento es la marca de vehículos que han ofrecido sus coches para ser probados por los participantes en la acción, cediendo 12 vehículos para ser conducidos por los influencers, así como 2 vehículos de organización, todos ellos debidamente asegurados y autorizados para la conducción de los participantes. Y otro elemento indispensable han sido los Hoteles participantes en el programa ofreciendo alojamiento para los participantes tanto la noche del día anterior al evento como la noche del propio evento, sobre todo para facilitar la participación de los influencers de toda Andalucía. Los hoteles han facilitado a la actividad un máximo de 25 habitaciones dobles para alojar a estos referentes en la red.

La Jornada del viernes comenzó en Córdoba capital en las instalaciones de Tysa, concesionario Ford que ha cedido los vehículos para la actividad, y desde donde partimos hacia Palma del Río, donde fuimos recibidos en el ayuntamiento dándonos la bienvenida. Acudimos posteriormente a conocer las instalaciones del aeródromo Sebastian Almagro y que la empresa Faasa Aviación opera para las actividades de lucha contra incendios, transporte sanitario y otros propios como fumigación o fotografía aérea. De vuelta a Palma recorrimos su casco histórico conociendo su plaza mayor, fiel reflejo del modelo urbanístico del Renacimiento y desde la que accedimos al impresionante palacio Portocarrero en el que Cristina Ybarra nos da la bienvenida a los espacios y jardines, contándonos la historia de este lugar monumental ofreciéndonos una recepción acompañada de té y pastas.

   

   

   

Salón de banquetes del Palacio Portocarrero

Allí aprendemos sobre Palma del Río, conociendo su importancia en la historia. Sabiendo que America come hoy naranjas gracias a que partieron de este lugar con los monjes franciscanos que, como fray Junipero Serra, marcharon al nuevo mundo llevando este fruto.

   

Plaza de Palma del Río

Tras dejar el Palacio, marchamos al hotel, donde tras alojarnos, bloggers e influencers socializamos en la copa de bienvenida en la recepción ofrecida en hotel Hospedería San Francisco, con un cóctel para los asistentes con platos de la tierra. Lomo con naranja, ensalada naranja y bacalao, etc.

   

   

    

   

El sábado 23, y tras el desayuno en el hotel, abandonamos Palma del Río con destino a Montemayor. A la llegada, el alcalde de Montemayor da la bienvenida al grupo de participantes presentando la historia de Ulia y los  monumentos que lo conforman Realizamos una visita guiada por Paqui Jimenez Cobos, directora del museo arqueológico, quien nos ilustra sobre sus singularidades. En el Museo de Ulia aprendemos la historia del lugar y de la riqueza patrimonial de Montemayor. Asistimos a la explicación y desde allí acudimos al Centro de Interpretación del Pedro Ximenez donde conocemos el proceso de elaboración del vino y sus características.

 
 
   
   
   

 

De Montemayor partimos hacia Montalbán de Córdoba, localidad famosa por su producción de ajo de calidad. Acudimos a La Abuela Carmen empresa en la que se producen especialidades elaboradas con este productos. Lourdes del Moral, responsable de calidad y seguridad alimentaria de la empresa nos presenta los productos elaborados con este ajo de Montalbán, en los que destaca el ajo negro y ahumado. Tras esta visita, se realizó una recepción por el Alcalde y autoridades en la histórica Ermita del Calvario, donde se venera a Nuestro Padre Jesús del Calvario, contando con una gran tradición entre la población. La organización aprovecha todos los momentos para coordinar las actividades. Magnífica la labor realizada por los técnicos…

 

Posteriormente, visitamos la Bodega Hijos de Luis del Pino en Montalban, productores de vino PX que continúan elaborándolo en un proceso tradicional.
Los productos de Bodegas del Pino destacan por la producción cuidada que realizan de vinos de calidad. Tras la visita, los participantes fuimos acudiendo a los restaurantes participantes donde almorzamos. En nuestro caso, el Bar La Sede nos ofreció sus especialidades de gambas al ajillo, carrillada en salsa y bacalao con salsa de piquillo, finalizando con pudín de la casa. Este establecimiento está ubicado en la sede local (de ahí su nombre) del PCE en Montalbán, por lo que la señalización exterior que debe buscar es esa…

   
   
   
   

 

Finalizada la comida viajamos a La Rambla, pueblo artesano de la provincia de Córdoba que ha destacado históricamente por su tradición alfarera. En el ayuntamiento recibimos la bienvenida institucional del alcalde Alfonso Osuna, quien nos presentó la industria de la cerámica representada por el botijo. Tradición y artesanía para esta localidad que lucha para que el tradicional botijo sea un emoticono de los nuevos sistemas de comunicación, y que para ello han llegado a incluir uno de ellos en las misiones espaciales de la ESA. Desde el ayuntamiento nos trasladamos a pie por La Rambla, acudiendo al alfar de Alvaro Montaño, quien nos explicó el proceso de fabricación de la alfarería tradicional y nos hizo una demostración de trabajo con el barro en el torno. Este es uno de los pocos talleres dedicados a la producción de alfarería tradicional en la localidad, ya que el resto se han especializado en cerámicas, azulejos, y otros productos. Desde allí partimos para visitar el Museo de la Cerámica donde conocemos los estilos y técnicas artísticas. Fuimos obsequiados con café y pastas en los Jardines de Andalucía y con el regalo de un botijo para que no olvidemos nuestro paso por esta población.

   
   
   
   

 

Dejamos La Rambla para ir a Montilla. Flota de vehículos Ford en ruta…  caravana de calidad.

La bienvenida de las autoridades a los participantes de A una hora de Córdoba se realizó en el Castillo de Montilla, marco privilegiado de la campiña cordobesa y que es famoso porque allí nació Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, y que fuera derruido por orden real construyéndose posteriormente un depósito de cereal que es la edificación que se conserva. Bajamos desde el cerro donde se ubica hacia Montilla, haciendo una visita guiada y conociendo sus principales monumentos. El Museo Garnelo Montilla ofrece sus obras al visitante y exposiciones temáticas que deberíamos visitar. Acudimos a bodegas Pérez Barquero donde visitamos la bodega e instalaciones y conocemos sus productos. Recorrido por las grandes naves donde envejecen los caldos y conociendo sus procesos de la mano de su enólogo Juan Marquez. Allí disfrutamos de una extraordinaria cena maridada ofrecida por el restaurante Las Camachas. Vinos Gran Barquero fino, amontillado, oloroso y Pedro Ximenez acompañando los platos elaborados por Antonio Herrador. Tras la cena, marchamos al Hotel Alfar, de Montilla, donde dimos descanso a nuestros cuerpos tras la intensa jornada vivida en este sábado.

   
   
   
   
   
   
   
   
   

 

Early birds! Comienza la jornada del domingo en A una hora de Córdoba. Dejamos Montilla y partimos del Hotel Alfar donde dormimos para visitar el Molino Juan Colín donde se hacen los prestigiosos Aceites Bellido. Allí somos atendidos para conocer la historia de esta empresa familiar y sus procesos de elaboración que aportan mucho valor al producto. Aprendemos los orígenes y características del mejor aceite de oliva de Bellido con técnicas tradicionales y mucho cariño en su fabricación, comenzando con una visita al olivar y continuando en la almazara. Finalizamos la actividad con el desayuno molinero dispuestos a catar su aceite y pan de tradición familiar. Gonzalo Bellido nos explica en el desayuno las singularidades de sus aceites producidos en Molino Juan Colin.

   
   
   
   

 

Continúa la caravana Ford con los participantes en A una hora de Córdoba. Vehículos en ruta hacia nuevo destino…

Llegamos a lagar Cañada Navarro para aprender sobre el proceso vinicola. Santiago Navarro nos explica sobre sus vinos y la forma de elaboración en lagar tradicional, donde producen sus vinos del año. Vino de tinaja Chardonay y Pedro Ximenez. Vino joven de sabor excepcional.

   
   
   
   
   

 

La siguiente visita fue a Bodegas Robles, todavía en Montilla, donde su director Francis Robles nos recibe y nos presenta sus procesos ecológicos, realizados desde innovación en el cultivo gracias al uso de plantas e insectos que eliminan las posible plagas sin el uso de insecticidas y que le han valido el reconocimiento internacional a la calidad de sus vinos. Visitamos la bodega y degustamos los distintos vinos y vinagres ecológicos que producen mientras recibimos las explicaciones sobre los mismos.

   
   
   

 

Finalmente, dejamos Montilla para viajar a Aguilar de la Frontera. En esta localidad nos dirigimos a sus alrededores para visitar un enclave ecológico de valor singular, conociendo la Laguna de Zoñar que es un humedal de gran riqueza por su fauna y hábitat, y destacando por ser un enclave que acoge a aves migratorias de especies protegidas, como es el caso del pato malvasía.

   

 

Llegamos en nuestro blogtrip  A una Hora de Córdoba a Aguilar y su famosa plaza octogonal. Este este lugar cuna de ilustres personajes y de fuerte influencia masónica, según nos enseñaron en la recepción en su ayuntamiento, explicándonos el origen de muchos de sus monumentos que pudimos visitar en una ruta guiada, conociendo la Torre del Reloj que fue construida en 1774, los palacios señoriales de la localidad y las ruinas del castillo, donde se puede apreciar su Patio de armas y habitaciones, la Torre del homenaje y otros restos de esta edificación derrumbada en el siglo XIX. Aguilar de la Frontera es rico en imaginería cofrade, que conocimos en la Parroquia del Soterraneo y otras más.

   
   
   

 

Comemos en taberna Tuta en Aguilar de la Frontera. Magníficos platos escogidos de su carta con los que hemos disfrutado, destacando el pulpo a la gallega, volcán de papas al pelotón y el bacalao con alioli de turrón. Seguimos con presa a la brasa y rabo de toro. Desde allí acudimos a Pastelería La Esperanza de Aguilar donde pudimos disfrutar de un surtido de dulce artesano que estaban realmente exquisitos.

   
   
   
   

 

Finalizó esta edición de A una hora de Córdoba con un acto en el salón de actividades de Aguilar de la Frontera donde la organización y la alcaldesa de la localidad, Mª José Ayuso, hicieron balance la acción y procedieron a la entrega de premios a los participantes que ofrecieron los patrocinadores. Desde allí regresamos a Tysa, el concesionario Ford de la capital donde, con profundo pesar, devolvimos los vehículos y nos despedimos de los compañeros y los organizadores.

   

 

¿Te ha gustado este post? Suscribete a nuestra lista de noticias y recibirás información de todas mis actividades y publicaciones…